Las infecciones bacterianas en gimnasios y similares
7 Jul, 2020

Investigadores de medicina deportiva en hospitales universitarios en asociación con ITEL, analizaron cómo debía procederse para la reducción de riesgos de infección en las salas de entrenamiento deportivo.

Se utilizaron para dichas pruebas, equipos de vapor 160º en aquellos aparatos que incorporan articulaciones, muelles y también en aquellos que por sus prácticas de entrenamiento puedan contener suciedad derivada del sudor. En estos casos se utiliza un equipo que incorpora depósito de detergente, aunque en él se sustituye el detergente por agua ionizada con lo cual, estamos consiguiendo una doble esterilización de las superficies, esterilización térmica derivada de los 160ºC del vapor y esterilización química del agua ionizada. El resultado fue no solamente una eficiencia contra la carga bacteriana de superficies inmejorable, sino también una máxima productividad. Este sistema se aplicó en la limpieza a fondo que se realiza una vez al día.

Durante el resto del día se hacía una limpieza de mantenimiento en aquellos aparatos que se utilizan para prácticas que produzcan sudoración, con lo cual mantenemos las condiciones de higiene en cada cambio de usuario, se usaron manoplas de tirabuzones de microfibra sobre los que se pulverizó agua ionizada.

Medicina deportiva, pudo demostrar a través de este estudio que los deportistas contraían infecciones resistentes a múltiples medicamentos por la proliferación de bacterias en las salas de entrenamiento deportivo. Estas contaminaciones proceden de las superficies que incorporan contaminaciones cómo Staphylococcus Aureus resistente a la meticilina (MRSA).

En dichas prácticas deportivas también se comprobó que la ingestión de aire podía llegar en algunos casos a más del doble de lo usual, lo que nos invitó a hacer pruebas de contaminación aeróbica aplicando soluciones de ozono ambiental y una vez al día, una vez cerradas las instalaciones, un tratamiento de choque en ozono que además de reducir las micropartículas del aire, estas partículas de polvo las transformaba en inertes eliminando a la vez contaminantes aeróbicos y patógenos con lo cual garantizamos que estos deportistas en sus prácticas ingerían un aire no contaminado.

Algunos de estos equipos, incluyen mandos electrónicos, botoneras, etc., y en estos casos se complementó la higiene pasando una barita profesional de ultravioletas una vez al día.

Todo lo antes mencionado constituye una solución integral de higiene para gimnasios y salas profesionales de entrenamientos deportivos.

El estudio fue realizado con pruebas prácticas, lo que nos permitió comprobar la eliminación con estos sistemas incluso de las bacterias resistentes a los antibió􀆟 cos, especialmente el Marsa y otros resistentes a la Vancomicida (VRE) que se encuentran en el 24% de los gimnasios y similares.

Las pruebas abarcaron también las manijas de las puertas, manijas de cajones, tapas de botellas de agua, los resultados fueron óptimos después de haber aplicado el programa que les hemos detallado.

Dado que todos estos sistemas derivaron a la redacción de los correspondientes protocolos, pudimos comprobar que el seguimiento de los mismos, incluso aportaba ahorros considerables ya que la reducción de tiempos en la limpieza e higienización se redujo en un 38%.

¿Alguna consulta?

Escríbenos mediante este formulario

13 + 1 =